Radicali.it - sito ufficiale di Radicali Italiani
Notizie Radicali, il giornale telematico di Radicali Italiani
cerca [dal 1999]


i testi dal 1955 al 1998

  RSS
dom 23 giu. 2024
[ cerca in archivio ] ARCHIVIO STORICO RADICALE
Archivio Partito radicale
EL PAIS - 27 settembre 1981
LA HUELGA DE HAMBRE DE PANNELLA ENTRA EN UNA FASE PELIGROSA
"EL PAIS"

SUMARIO: Marco Pannella lleva veinticinco días en huelga de hambre como protesta por los Gobiernos que no dedican más dinero de su presupuesto nacional a favor de los millones de personas que mueren de hambre en el mundo. A pesar de que se haya llegado a bromear sobre las huelgas de hambre de Pannella, por haber recurrido a ellas muy a menudo, diciendo que "le hacen más guapo y fuerte", los que están cerca del líder radical empiezan a temer que esta vez pueda comprometer seriamente su estado de salud. Su compañero de partido y amigo, Leonardo Sciascia, en un artículo publicado por 'Il Corriere della Sera' manifiesta su honda preocupación por el estado de salud del líder radical.

("EL PAIS", domingo 27 de septiembre de 1981)

Marco Pannella, líder carismático del Partido Radical y diputado del Parlamento Europeo, lleva veinticinco días en huelga de hambre, como protesta contra los Gobiernos que no dedican más dinero de su presupuesto nacional a favor de los millones de personas, sobre todo niños, que cada día mueren de hambre en todo el mundo.

Aunque es verdad que el popular Pannella tiene ya acostumbrada a la opinión pública a este tipo de lucha política, hasta el punto que se ha llegado a decir que los ayunos a Pannella "le hacen más guapo y fuerte", esta vez la cosa parece más seria.

Quien está cerca del líder radical empieza a temer que este ayuno pueda comprometer gravemente su salud. Que el problema existe lo demuestra el hecho de que ayer su compañero de partido y famoso escritor siciliano, Leonardo Sciascia, lanzó una llamada desde el periódico 'Corriere della Sera'.

Sciascia dice que "no le gusta el ayuno, pero que Pannella tiene razón". Y con su pluma siempre parca, dura y dulce al mismo tiempo, afirma que esta vez Pannella se ha cogido los dedos. "Ahora", agrega, "no tiene más que dos salidas: o morir físicamente, continuando la huelga de hambre, como los revolucionarios irlandeses, o morir moral y políticamente, interrumpiéndola sin haber obtenido nada".

Pero añade a continuación que esto no quiere decir que podamos dormir tranquilos: no podemos excusarnos diciendo que no nos gusta Pannella o sus métodos de lucha política a favor de los derechos humanos. "El verdadero problema", escribe el narrador siciliano, "no es Pannella y su ayuno; el verdadero problema son los millones de seres humanos que mueren cada día de hambre en todo el mundo, especialmente en los países subdesarrollados".

Y termina con estas palabras, que son como una condena para todos: "El hecho de que los Gobiernos y la opinión pública no respondan a la llamada de Pannella no demuestra su derrota, sino la nuestra".

 
Argomenti correlati:
sciopero della fame
sciascia leonardo
fame e sottosviluppo
stampa questo documento invia questa pagina per mail